Lí­deres en derecho de las TMT en España según Chambers Europe Lí­deres en derecho de las TMT en España según Chambers Europe Lí­deres en derecho de las TMT en España según Chambers Europe

Cómo cautivar a un inversor

‘Cómo cautivar a un inversor’, por Karin Cabrera, asociada de Corporate de ECIJA

Los minutos que un emprendedor pueda pasar ante un inversor valen oro. Partimos de la base de que la idea del nuevo proyecto es buena y que llegará a ser un gran negocio. ¿Cómo conseguir que el inversor piense lo mismo? Entusiasmo, capacidad de ejecución, competencia del equipo y viabilidad del proyecto son los pilares fundamentales que, en pocos minutos, habrá que saber transmitir con mucha convicción al inversor.

¿Qué debo incluir en mi presentación?

1. Producto: Es primordial comenzar hablando de que es realmente lo que ofreces de forma concreta. Debe ser conciso y directo.

2. Equipo: Es el momento de dejar claro que los fundadores son capaces de arrancar el negocio con garantías. Por ello, hay que remarcar experiencias relevantes que demuestren que tanto a nivel de gestión como técnico el proyecto está en buenas manos.

3. Tracción: En este punto interesan los datos tangibles. Si la idea ha recibido algún reconocimiento, se ha escrito sobre ella o incluso tiene usuarios potenciales, es el momento de demostrar a los inversores que el mercado comienza a respaldar a la nueva idea.

4. Modelo de negocio: Debe quedar muy claro qué es lo que se espera vender, cómo se va a ganar dinero, la escalabilidad, el precio…. y cómo esperamos que evolucionen esas líneas de ingresos a lo largo de los próximos años.

5. Finanzas: Un breve P&L con los puntos más importantes para que puedan ver su tendencia. Hay que concretar los gastos que permiten cumplir los objetivos del punto anterior. No hay que incluir ni balances, ni desglosar en exceso los costes, ni dar demasiados detalles. Al inversor lo que realmente le interesa son las líneas de ingreso.

6. Mercado: El inversor espera un dato aproximado del número de potenciales clientes interesados en nuestra idea, así como una breve descripción de su perfil.

7. Competencia: Habla de tu competencia y deja claro en qué se diferencia tu idea y porqué es necesaria.

8. Exit: Muchos inversores entran a formar parte de nuestro negocio a cambio de una pequeño trozo de la tarta, confiando en que en un futuro la tarta sea más grande y más golosa. En este punto se debería hablar de las acciones que se pueden llevar a cabo para que nuestra idea valga más con el paso del tiempo. En este punto debería hablarse de qué inversión buscamos/necesitamos y de qué porcentaje de la compañía estamos dispuestos a ceder por ella.

 

9. Porqué mi idea: Una vez expuesto todo lo anterior, este es el último asalto. Porqué debe el inversor apostar por mi idea. Qué me hace diferente de los demás y porqué estoy seguro de que su inversión no será desaprovechada.

¿Cómo enfoco mi presentación?

1. Conoce a tu interlocutor: Cada inversor es diferente. Estudia quién es tu interlocutor, cómo es su compañía, en qué tipo de empresas suele invertir o qué crees que debes resaltar según su perfil. Altera o modifica tu presentación para que se ajuste a tu objetivo.

2. Familiarízate con conceptos y terminologías habituales en estos procesos.

3. Practica hasta la naturalidad: Una presentación natural y bien preparada trasmitirá confianza.

4. Despeja las dudas: Si, en el momento previo a la presentación, intuyes que hay algún punto que pueda crear desazón en tu inversor,  discútelo lo antes posible y aporta una solución.

5. El tiempo es oro: El inversor recibe al día cientos de propuestas. Tu idea tiene que ser diferente, que no extravagante. Aprovecha el tiempo, sé conciso y haz una buena puesta en escena.

6. No te centres sólo en tu proyecto: La reunión no puede ser un monologo. No utilices todo el tiempo en hablar de tu idea, deja tiempo para preguntas e intercambio de opiniones. De cara al futuro, el inversor debe sentir que eres una persona dialogante.

7. Prepara posibles preguntas: Adelántate a las posibles preguntas que puedan surgir. Ten en cuenta que tu argumentación debe basarse teniendo en cuanta los intereses del inversor.

Una buena idea va siempre de la mano de un buen creador. Ser ambicioso no siempre es malo. Si crees en tu proyecto, atrévete a dar un paso más allá y piensa en grande.

Enlace al artículo: http://www.legaltoday.com/blogs/nuevas-tecnologias/blog-ecija-2-0/como-cautivar-a-un-inversor